Home / Opinion / No mejora sino empeora, por Morel Rodríguez Ávila

No mejora sino empeora, por Morel Rodríguez Ávila

De acuerdo con lo dicho por el presidente, son las agencias internacionales de noticias, las que difunden por el mundo una mala imagen del gobierno revolucionario. Tal afirmación tiene muchas lecturas, algunas de las cuales, quizás más importantes, deben ser precisadas para que no cunda el pánico.

En primer lugar, los corresponsales de estos medios, en concreto de AP, FP, EFE y Reuters, los citados por Nicolás Maduro, no son ciegos. Ellos, al igual que treinta millones de venezolanos, observan diariamente lo que en Venezuela ocurre, una realidad palpable, concreta, dura, terrible, que afecta, dolorosamente, a inmensas masas de venezolanos, sobre todo en los sectores populares: Hambre, miseria, escasez de alimentos y de medicinas, por lo que mueren niños y ancianos; gente escarbando en la basura buscando qué comer; hiperinflación, desabastecimiento, y pare de contar, pero no de sufrir.

Negarlo es imposible. Las agencias dejarían de cumplir su sagrado cometido, el de informar, si esconden lo que es una verdad gigantesca y dolorosa, la de un país que hace veinte años era inmensamente rico, donde había progreso y desarrollo, fuentes de trabajo, paz, tranquilidad, empresarios, comerciantes, industriales, productores, en fin, integrando una economía sana.

En suma, una propiedad privada que se respetaba como igual el gobierno respetaba la pluralidad, no ofendía al adversario, no lo amenazaba a cada rato con convertirlo en polvo cósmico, ni en inhabilitarlo, utilizando para ello cualquier tropelía o argumentación leguleya.

Un país donde cada quien ocupaba su puesto y cumplía con sus responsabilidades, ley por delante. PDVSA, por ejemplo, no perdía tiempo vendiendo queso, rayado o no ni menos yuca y plátanos; tampoco se ocupaba de buscar, financiar y expender perniles sino de extraer, procesar y exportar los barriles de petróleo con los cuales en gran parte se financiaba, en exclusiva, el crecimiento nacional.

Era, la Venezuela de entonces, una nación envidiada, que se daba el lujo de evidenciar en todo y para todo su apego a la democracia, a la libertad. Esa Venezuela se perdió, se destruyó en las dos décadas que tiene gobernando el comunismo, disfrazado de socialismo, y que dice ser un gobierno revolucionario.

La de ahora, la que reflejan los medios internacionales, es una Venezuela completamente distinta, donde los servicios públicos no funcionan, las oficinas de gobierno son locales para asambleas del oficialismo y los funcionarios, en su mayoría decepcionados del ideal que les fue vendido, callan por miedo a demostrar su rechazo a las imposiciones del oficialismo, mientras en los cuatro rincones del país reina la pobreza, la inseguridad, el miedo, la frustración y aumenta a diario el descontento.

Negar lo que es cierto, a ojos vista, no es tarea de los medios, salvo los gubernamentales, en obligadas cadenas. De allí que el presidente, molesto porque no puede acallarlos ni controlarlos menos, pretenda hacerse la víctima y culparlos de todos los errores que el pésimo gobierno que preside ha cometido hasta el presente.

Lo que ha debido hacer el presidente es mejorar, atender la crítica y entenderla, no empeorar.

Que se sepa, los gobiernos ante una crisis la combaten, no la fomentan ni la agrandan. Esa es la pura verdad.

Check Also

La esperanza no se pierde…, por Morel Rodríguez Ávila

La vieja afirmación anima. Especialmente en tiempos de crisis, casi cuando la desesperación comienza a …

4 comntarios

  1. Haeljlulah! I needed this-you’re my savior.

  2. 6-2-12 spune: Ma puteti ajuta si pe mine? Am si eu probleme cu calculatorul, introduc un dvd si nu-l mai vede si inainte il vedea Am intrat si m-am uitat cum ati zis voi start/run/dxdiag/display si vad urmatoarele:Name : RADEON 9200 PRO;manufacturer: ATIChip type: RADEON 9250 AGP( 0×5960)Dac type : Internalc DAC (400Mz) So, am sau nu placa video?Merci! -39

  3. Back in school, I’m doing so much lerngian.

  4. If time is money you’ve made me a weeaihtlr woman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *