Home / Nacionales / En “Concentración por la luz” se elevaron plegarias por los caídos

En “Concentración por la luz” se elevaron plegarias por los caídos

 

Marcha de la luz Andrea Hernandez

El viento intentaba impedir que las velas se encendieran. Un grupo de jóvenes quería escribir con ellas “no más muertes” en el piso de Parque Cristal (Chacao). Con insistencia lo logró.

En ese lugar y en el Centro Comercial La Villa (Montalbán), la oposición se concentró en la capital en lo que la dirigencia denominó “concentración de la luz por los caídos”. El homenaje a los muertos durante las protestas fue sobrio y conciso. En los rostros de la gente se podía leer la tristeza, la rabia y también la esperanza.

“Esto es una jornada de reflexión”, se escuchó, varias veces, desde el parlante. Hecho que se evidenció en ambas concentraciones.

El diputado Carlos Paparoni tomó el micrófono y alzó la voz para decir: “Hoy, cuando son 46 hermanos caídos, no puedo pedir un minuto de silencio por ellos. No hay tantos minutos, no hay tanto silencio para aquellos que dieron su vida por Venezuela. Los vamos a honrar en la calle luchando y no regresaremos hasta que tengamos la tarea cumplida”.

Y no hubo minuto de silencio. Pero sí varios discursos y una misa. También los vendedores informales aprovecharon para “hacer su agosto” en mayo. “Velas a Bs 500”, gritaba uno de ellos, mientras caminaba a través de la gente por la Avenida Francisco de Miranda.

Del lado este de la ciudad, no hubo casi banderas de partidos políticos, tan solo unas de Copei. En cambio, el movimiento estudiantil sí levantó los estandartes de sus universidades que permanecieron alzados junto a las banderas de Venezuela. Algunas llevaban un lazo negro en la punta en señal de luto.

Pasadas las 6:45 pm, la masa de gente se unió bajo la consigna: “¿Quiénes somos?”/ “Venezuela”/ “¿Qué queremos?” /”Libertad”, y como los manifestantes ocuparon más cuadras que el complejo de Parque Cristal, el lema no iba en sincronía. Solo se unieron todas las voces cuando repitieron varias veces la palabra “libertad”.

Después de esto, comenzó una misa. “El señor es mi pastor, nada me falta”, repetían los presentes. El cura, desde el camión, sostuvo: “El símbolo de la luz es la que llevamos en el corazón. Somos seres de luz no de oscuridad”. Entonces, lanzaron 44 globos de los deseos “por los caídos”.

El padre le imploraba al Señor que “ayude a vencer tanta maldad, a conquistar la democracia y libertad”. También le “ordenó a la Fuerza Armada Nacional, en nombre de Dios, que cese la represión”. Tras el permiso del padre, las personas comenzaron a retirarse luego de entonar el Gloria al Bravo Pueblo.

En el Oeste

En el punto de concentración al oeste de la ciudad, se evidenció un grupo más reducido de personas que al otro lado de la capital. Lo que prevalecía en ambas era la fuerte convicción de permanecer en el lugar hasta que terminara la actividad. A cuentagotas llegaron las personas para ocupar la calle frente al Centro Comercial La Villa en Montalbán.

Con vela en mano y decididos a vencer el miedo a la noche y a la inseguridad, aunque sea por un rato, los asistentes se hicieron sentir con sus plegarias la intención “de querer un país mejor”, según insistían.

El parlamentario, Richard Blanco, llamó a convertir “el dolor (de las recientes muertes), que se lleva por dentro, en fortaleza” para sobrellevar la situación y seguir adelante en las manifestaciones hasta que “se logre un cambio en el país”.

 

Las banderas de los partidos políticos tampoco estuvieron presentes en este punto, aunque sí algunos militantes usaron las camisas de sus partidos. Estas fueron opacadas, tanto por la noche que se avecinaba, como por el pequeño -pero constante- flujo de personas.

Los políticos que asistieron, como Miguel Pizarro, María Corina Machado, Tomás Guanipa, Jorge Millán y Freddy Guevara, se unieron a las plegarias que, también dio un sacerdote desde el camión dispuesto como tarima y altar. Junto a su voz todos elevaron las velas por los 45 caídos durante las protestas y disturbios en 53 días de manifestaciones.

Aquí sí hubo un minuto de silencio, que marcaban los relojes, a la vez que subía al cielo un globo del deseo con la bandera de Venezuela. Poco después, ese globo cayó cerca, entre los manifestantes, que lo tomaron nuevamente para que volara. Esta vez, obedeció a la insistencia y constancia que muestran los simpatizantes de la oposición ante lo que llaman “la lucha de calle”.

Después de los discursos políticos y tras la ceremonia eclesiástica, al igual que en el este, todos entonaron el Himno Nacional.

Justo después, las personas se fueron rápidamente del lugar. Desafiaron a la inseguridad durante el tiempo de la convocatoria -de 5:00pm a 7:00pm- pero prefirieron no retar al destino.

 

Fuente: Notiespartano/El Estímulo

 

Check Also

Gobierno prevé entregar en diciembre la vivienda 1 millón 900 mil

CARACAS.- El Gobierno prevé entregar durante la primera semana de diciembre próximo, la vivienda 1 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *